domingo, 24 de junio de 2012

Todo está permitido

Carro. Villabermudo. Palencia. Foto MJPrieto
Hay crisis, por tanto, todo está permitido.
Vendamos pues. Vendamos todo tranquilamente. Sin vergüenza. Los cabellos de Medusa tejerán los carteles, y el veneno que anida en los grafemas, helará el corazón de los incautos.
Todo tendrá su precio, porque los dientes de dragón fueron sembrados. 

Se venden sonrisas, junto a los cuchillos.
Se financian caricias y buena conciencia.
Se vende solidaridad, y por qué no... buena voluntad, junto a las escopetas.
Se despacha acogimiento, cuidado y bondad, y regalamos dos nunchakus.
Encontrará valor, en la sección de repostería. Justicia y sabiduría en la planta de televisores.
Nada escapará al sistema. Hasta que sucumba siguiendo sus propias leyes. 
Y nosotros, nosotras,  con el... o quizá no...

No hay comentarios:

Publicar un comentario