viernes, 12 de octubre de 2012

Dolmen. Tan cerca... nuestro aliento.

Dolmen  "Las Arnillas".  Sepulcro de corredor y cámara circular. Moradillo de Sedano. Burgos.

Qué sobrecogimiento produce acercarse a una obra humana de hace 5000 años y captar, con asombro, los  sentimientos que aún laten en su construcción. Tan lejos en el tiempo, y tan cerca a la vez, nuestro aliento.

En lo más alto, un suave túmulo protege la bella "catedral" de arenisca. Domina infinitos km de paisaje bajo el hermoso vuelo de los buitres. Dentro, dormitan 50 de los suyos. Y la tristeza de la pérdida es la misma, como el mismo es el anhelo de vida infinita.


5000 años, pero aseguraría que entre ellos, también una voz unamuniana gritó con fuerza  "No quiero morirme, no; no quiero, ni quiero quererlo; quiero vivir siempre, siempre, siempre, y vivir yo, este pobre yo que me soy y me siento ser ahora y aquí, y por esto me tortura el problema de la duración de mi alma, de la mía propia.

Tan lejos, y tan cerca.

Rachmaninov - Itzhak Perlman (Violín) - Vocalise  

1 comentario:

  1. Voy aprendiendo a buscar la belleza´, que tú consigues compartir con los demás, las fotografías tan bellas, el texto lleno de intimidad, la música. Gracias por estos momentos.

    ResponderEliminar