lunes, 1 de octubre de 2012

Instantes de felicidad. Gratis.

Valdeolmillos. Palencia. Foto de MJPrieto
Me gusta la luz del ocaso. Es cálida,  suave, amorosa. Como la mano cuidadosa de un enamorado.
El pincel del atardecer dibuja magestuosos relieves en el paisaje. Aunque sea inmensamente plano en un horizonte infinito. Al sonar las siete,  miles de luces y sombras juegan a una elegante exageración.
Me gusta sentarme frente al sol, y recibir la luz rozija. Y sentir, por un instante, que el espíritu se llena de sinuosas prominencias y el ego se alarga como la sombra de los álamos. Es una quimera, pero este pequeño truco medicinal, llena de regocijo los días tristes.
Luego, cuando el sol se esconde, todo vuelve a su grisura normal. Hasta el próximo atardecer. Pero el regalo, ya es mío.
Y gratis.

George Gershwin J. Heifetz
Five pieces from 'porgy and bess' for violin and piano  (Summertime/A woman is a sometime thing).

No hay comentarios:

Publicar un comentario