domingo, 27 de enero de 2013

Santa Maria la Real.

Monasterio de Santa Mª la Real.  Aguilar de Campoo. Palencia. Foto MJPrieto
Hay una emoción fascinante y seductora en el instante previo al cumplimiento de un deseo, de un anhelo, o al alcance de un gozo. Incluso, en algunos casos, la antesala de aquello que imaginamos bello, apetecible..., es aún mejor que el resultado de la conquista.

Claustro.Foto MJPrieto
Hace frío en esta oscura sala capitular, pero sé que cuatro pasos más sobre estas baldosas desgastadas, me sumergirán en la atmósfera del siglo XIII, mientras paseo por el claustro.  Me abrazarán ocho siglos de vida y extinción, de amables paseos y carreras angustiosas, de frío, esperanza, rezos, silencio, música y risas. Vibrarán aún, quizá, deseos, miedos, amores,   desafectos y pasiones.
Esplendor, ruina y belleza.

Cristo Triunfante. Capitel de la Iglesia. Original en el Museo
Arqueológico Nacional. Madrid. Foto MJPrieto
La luz atraviesa las columnas geminadas, encendiendo los capiteles que sobrevivieron al motín de los siglos. Y desde las ventanas acristaladas, los estudiantes observan, con sus ojos nuevos, (pero mirar eterno), la vida que trastea entre cada primavera e invierno.

Así se van tejiendo siglos...

Claustro y patio. Foto MJPrieto

2 comentarios:

  1. Muy bueno el baile de luces y sombras, qué perfección, qué hemosos textos y qué magia en la cámara y en quien la mira. Enhorabuena, Mª Jesús.

    ResponderEliminar