sábado, 9 de febrero de 2013

Paseo por Madrid

Gran Vía desde Callao. Madrid. Foto MJPrieto.
Hace frío. La luz juega entre las nubes proyectando, como un semáforo, calor intermitente en las fachadas agraciadas. Se mezcla el rugido de los coches con el bullicio de la gente que trasiega de calle en calle, la música callejera, las voces de la venta ambulante... Todo ello resulta sorprendentemente armónico.
Y huele a fiesta, a día de libre y hermoso, a pesar de las caras resignadas, pero sonrientes, de los limpiabotas, y de los hombres y mujeres que piden limosna a la salida de las tiendas, mientras Galdós asoma en Misericordia.
Un día precioso que cerraré con un broche perfecto. Dentro de unos minutos me espera una conversación rica y deseada. Estoy radiante.
Capto con el móvil el aleteo de este momento. Para mi caja de tesoros. Ahorros que, cuando sea mayor (más), subvencionaran muchos días de felicidad...

Cesare Cremonini - Dev'essere cosi    

4 comentarios:

  1. Pocos minutos después -como siguiéndole los pasos a esa foto y a ese texto- yo pasaba por allí. Algunas nubes se habían desplazado unos metros. Una pareja de adolescentes se besaba ante mí, un poco más acá. Un motero con chupa negra se sentaba en la moto de la izquierda y encendía un cigarrillo, en actitud de espera. La luz de la foto lleva dos minutos de adelanto en relación a la que me recibió a mi paso, alegre y expectante. Poco después, el broche sería mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue, en todo caso, un broche compartido Luis.
      Un lujo de tarde, de compañía, de conversación...
      Un beso.

      Eliminar
  2. ¿Disfrutaste de la conversación? Seguro que sí. Lástima no haber estado para tener otra conmigo. Quizá algún día coincidamos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que disfruté Concha... fue magnífica.
      En cuanto vuelvas a Madrid, quedamos!
      Además te debo un abrazo inmenso.

      Eliminar