sábado, 6 de abril de 2013

Paisajes imposibles

Orbaneja del Castillo. Burgos. Foto MJPrieto
Algunos días y por sorpresa, la realidad abre una ventana para  besarse con la literatura. Entonces de forma efímera, solo para paseantes atentos, su risa muestra paisajes imposibles, música de banda sonora e historias apasionadas tras las ventanas.
El jolgorio del agua no deja escuchar con claridad, pero la casa de las tres ventanas, gime con el mismo ardor que las cascadas cristalinas. Quien subió las escaleras hasta su puerta, decidió unirse al juego sin miedo.
Qué locura sería dejar escapar estos momentos sin abandonarse.

Maite Martin y Omara Portuondo - Como fue  

1 comentario:

  1. ¿Cómo es posible semejante orgía? Las salpicaduras llegan hasta aquí. "Abandonarse", sí, y dejarse arrastrar por el delirio y el estruendo.

    ResponderEliminar