domingo, 27 de octubre de 2013

Libélulas

Libélula. Canal de Castilla. Foto de MJPrieto
Libélula. Canal de Castilla.  Foto de MJPrieto
Atardece. A finales de octubre, los tenues rayos de sol alientan la vida. Mientras paseamos, las libélulas expanden sus cuerpos inquietos a la luz que huye. Intuyen el fin, pero rehúsan, con fuerza, ese destino: Es bonita la vida.
Y la incertidumbre, uncida a la posibilidad.
Esta tarde, de desbordada belleza, sobresalen los colores de la madera muerta, el perfume de las setas recién nacidas, el brillo de las hojas amarillas y el mullido tacto de la tierra húmeda. Pero nada tan glorioso como la calidez de la mano que me das,  las palabras tranquilas que van tejiendo el paseo, (y la vida). Y el aliento cercano y tibio que cada invierno, me permite desafiar al destino.

Dario Baldan Bembo -Tu cosa fai stasera

4 comentarios:

  1. ¿Una libélula posada en un tàpies? Otra demostración de que la naturaleza imita al arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué idea más buena para desarrollar en un ciclo de fotos....

      Eliminar
  2. Si es que me vuelvo monótona al ver tus obras de arte. ¡Belleza natural! El arte de la belleza!
    Un abrazo y gracias por deleitarnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Concha, por estas visitas tuyas que me saben tan deliciosas...

      Eliminar