sábado, 1 de febrero de 2014

Relaciones de bolsillo

Renacuajos. Cervera de Pisuerga. Foto de MJPrieto
Zygmunt Bauman comenta, en su libro "Amor líquido", que las relaciones de bolsillo exitosas, son agradables y breves. No cuestan esfuerzo, no exigen mucho cuidado, se usan cuando son necesarias. Así de descarnado.
Esta teoría la expone con todo detalle Catherine Jarvie.
Solo necesitan dos condiciones: 1) embarcarse en la relación con la conciencia clara de evitar cualquier enamoramiento, deseo, o emoción que conmueva o arrebate "la calculadora" de la mano y 2) mantener las cosas en ese estado. El territorio permitido es el bolsillo. Es preciso vigilar. Vigilar "las clandestinas corrientes emocionales" dice Jarvie.  Al primer atisbo de relajación de la frontera,  mejor seguir el viaje con el bolsillo vacío.

Me pregunto si esta inversión, aunque sea pequeña, no es deficitaria desde su nacimiento. Es como si, comprado un décimo de lotería, se rechazara el primer premio porque el objetivo máximo era el reintegro. ¿Merecen la pena costuras tan reforzadas? Por mi parte, procuraré no pasar de un hilvanado escaso. 
Santiago Auseron.  Canciones con la Original Jazz Orquestra
 "No más lágrimas

1 comentario: