lunes, 21 de abril de 2014

Alameda

Alameda. Camino viejo de Usillos. Palencia. Foto MJPrieto
Cuento los lienzos escondidos a lo largo del paseo, mientras el inquieto pincel juega entre las luces de la alameda adolescente. Pronto la frondosidad volverá verdinegra la caricia y el alma compartida escapará en los susurros de las hojas. 
El coro de escuetos troncos canta la delicadeza de su amor sencillo y desnudo, frente al adorno lenguaraz del verano Casanova.  Mas todo es expresión del mismo ser empeñado en inocular, en cada tiempo, el síndrome de Stendhal, que convierte la vida en un arte augusto de supervivencia. 

Ainhoa Arteta-Ricordi Della Sera  

No hay comentarios:

Publicar un comentario